Limpiar el cristal de la chimenea

Dentro de las tareas de mantenimiento de nuestra chimenea, una que deberemos realizar es la de limpiar el cristal de la chimenea. La frecuencia de la limpieza variará en función de lo que se ensucie el cristal de nuestra chimenea, ya que este se ensucia, dependiendo de varios factores, como la leña que usas, la instalación de la chimenea, encendido de la leña, etc.

La suciedad del cristal no influye en su funcionamiento, calienta lo mismo, pero ya no se ve tan bonita como cuando el cristal está reluciente. El cristal se puede limpiar tantas veces como desees,

¿Cómo lo hacemos?

Existen muchos productos para limpiar los cristales y las chimeneas en general. En Chimeneas Estar te aconsejaremos el producto es el más adecuado para ti. GelLimpiacristales-600x600

Existen unos limpiacristales específicos, que llevan más cantidad de tensioactivos y deshacen el hollín y la carbonilla que se acumulan en el cristal. El gel de Tulipalo debe aplicarse con el cristal frío y poner el producto sobre un paño o papel para hacer la limpieza. Es mejor no ponerlo directamente sobre el cristal. sólo tendremos que frotar el cristal hasta que se quede limpio.

Si tenemos una zona que se nos resiste un poco más, podemos mojar un poco el paño con la ceniza de la chimenea y aplicarlo sobre el cristal.

Eaponjas_Limpiacristales_1-600x600Una alternativa al gel de limpieza es el Kit de 2 esponjas para chimemeas de Rakso. Lo puedes encontrar en nuestra tienda. Es ideal porque te aseguras de que no rayarás el cristal y quitarás la suciedad fácilmente.

Ahora que sabes cómo, puedes ponerte manos a la obra. Si te queda alguna duda, ¡¡ponte en contacto con nosotros!!

Si quieres saber con qué frecuencia debes limpiar la chimenea, puedes entrar en este post pinchando aquí

Deja un comentario