¡Cocina en tu chimenea!

PanChimenea2Si cerramos los ojos y nos imaginamos un salón con una chimenea encendida, nos viene a la cabeza imágenes, como el invierno, el frío, un sofá, una manta… En definitiva, pensamos en un espacio acogedor donde poder relajarnos leyendo un libro o tomando un vino frente al calor del fuego. Lo cierto es que la >chimenea, además de proporcionar un ambiente acogedor y caldear nuestro hogar, nos puede servir para muchas otras cosas, como por ejemplo: COCINAR

4En la chimenea podemos preparar multitud de platos deliciosos, con ese sabor a leña tan característico, mientras nos divertimos con amigos en el salón. Cocinar en la chimenea tiene la ventaja de poder compartir el momento con los invitados, sin necesidad de hacer continuamente viajes a la cocina. Podría ser el sustituto de las barbacoas veraniegas, en un entorno cálido y acogedor para los fríos días de invierno.

Se pueden cocinar carnes, pescados, arroces, verduras… Todo depende de la destreza del cocinero y su gusto por la cocina. En esta ocasión, nos parecía interesante empezar con algo sencillito y proponer una receta rica y fácil de preparar. El plato seleccionado es: pollo al limón

¡Aquí os dejamos con los ingredientes y la elaboración!



Ingredientes:
  • 1 pollo troceado
  • 2 limones
  • 6 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal1
  • Pimienta molida
Elaboración:
  1. Troceamos el pollo y no le quitamos la piel.
  2. Ponemos en la cazuela de hierro el pollo junto con los ajos enteros sin pelar y con un golpe dado.
  3. Lavamos bien los limones y los cortamos en cuartos.
  4. Ponemos los limones sobre el pollo, salpimentamos y agregamos unos hilos de aceite de oliva virgen extra.
  5. Ponemos la cazuela en el pie, fuego medio, esto quiere decir que debajo del pie debe haber un 2fuego que sin ser muy intenso, no se apagará. Llamas medias, con leña de troncos pequeños o
    medianos.
  6. El pollo se hará en torno a 3 horas y tenemos que ir dándole vueltas.
  7. La cazuela debe de estar siempre tapada para que no caiga posibles restos de ceniza dentro .
  8. Cuando el pollo esté bien dorado, lo retiramos del fuego y  lo servimos.

Siguiendo estos simples pasos prepararemos un pollo tierno y delicioso. Como guarnición podemos cocinar patatas en las brasas de la chimenea; simplemente las envolvemos con papel de aluminio y las posamos sobre las brasas hasta que estén listas para comer.

Esperamos que probéis la receta y que nos contéis vuestras experiencias.

¡Que aproveche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *