6 CONSEJOS ANTES DE COMPRAR LEÑA

img_4833

Llega el invierno y, con él, el momento de encender la chimenea y caldear los las frías estancias de nuestro hogar. Hay quien ha sido previsor y ya se ha provisto de leña para todo el invierno, pero para quien no, os dejamos unos consejos, que os serán útiles antes de elegir qué tipo de leña comprar.

1. °¿Cuándo compramos la leña?

La mejor época son los meses de agosto, septiembre y octubre. Los distribuidores acopian leña en los meses de poda y la secan en sus almacenes durante ocho meses, de modo que tienes la tranquilidad de que la leña estará seca cuando te la sirvan. Mientras que si la adquirimos en invierno, la leña que compremos no estará verde, pero puede que nos la sirvan mojada, si es un invierno lluvioso. Además, es probable que, en los meses de invierno, el precio de la leña se encarezca un poco.

2. °¿Dónde compramos la leña?

Compre la leña en empresas especializadas a ello. Es decir, evite los vendedores que llaman al timbre de la casa y ofrecen la mejor leña al precio más bajo. Si elige bien el proveedor, se evitará que le vendan maderas mezcladas y de baja calidad.

3. °¿Qué leña compramos?

No todas las leñas son iguales. Según la dureza tiene una finalidad. Las leñas blandas, como el pino, se utilizan para el encendido, y las duras, como el roble, la encina o la haya, están destinadas a mantener el fuego. En latipos-de-madera Comunidad Valenciana, la leña de naranjo está también muy demandada; su olor, durabilidad y su poder calorífico la convierten en el combustible ideal para chimeneas y paellas.

4. °¿Qué cantidad compramos?

Este punto es importante, ya que a mayor volumen, menor será el precio. Es importante que compres la leña que vas a consumir en la temporada y no acumular grandes cantidades, pues la leña continúa su proceso de secado y puede generar insectos y suciedad. Lo ideal es encontrar un proveedor que sirva la cantidad necesaria, aunque salga unos céntimos más cara.

5. °Una vez la hemos comprado, ¿dónde la ubicamos?

Teniendo en cuenta que la leña es bastante pesada, lo mejor es situarla en una zona cubierta,15_revestimientos_de_hogares_chimeneas_insert_con_estilo_3 lo más cerca posible de donde se vaya a quemar y, así, moverla lo menos posible. También es importante que la leña se sitúe en un lugar de acceso cómodo, pues el tiempo de descarga será menor y esto favorecerá a acelerar el tiempo de respuesta del pedido. El periodo de venta de leña es muy corto, de modo que las empresas distribuidoras deben servir el mayor número de pedidos posibles.

6. °Y para finalizar, ¿cuál es el precio de la leña?

El precio de la leña puede variar según en la zona donde nos encontremos, aunque también influyen factores como el lugar de descarga (como ya se dijo en el punto anterior). Aquellos que vivan en una zona rural podrán conseguir la leña más económica que aquellos que vivan en un ático en medio de la ciudad. En unas condiciones normales, la leña de encina, por ejemplo, rondaría unos 170 – 180 euros la tonelada. Si las descargas son de 3 a 4 toneladas el precio puede disminuir hasta 0,15.

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta y esperemos que sirvan de ayuda para futuras compras. Sin embargo, lo más práctico y recomendable es que encuentre un distribuidor de calidad por su zona y así evitará cualquier tipo de problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *